Una nueva cueva que sorprendió a muchas personas con su superficie, que se asemeja a las escamas de una serpiente gigante, que, según la leyenda, una vez vivió aquí. La cueva de Naka se encuentra en el distrito de Bueng Khong Long, provincia de Bueng Kan, a unos 700 km de Bangkok (Tailandia).