Entre los detalles encontramos que el ser que pilotaba la nave, conectaba sus manos en una especie de superficie plana donde se creaba una conexión entre la nave y el ser, es decir se unían sus manos y de esa manera el podía controlar todos los movimientos de su nave.