Un día como hoy hace 54 años, el Che Guevara era enviado a un pelotón de fusilamiento en Bolivia y pasaba a convertirse en un comunista bueno. Ernesto «Che» Guevara fue una figura clave en la Revolución Cubana, proceso político violento que terminó con 7.006 muertes. Se estima que él mismo asesinó u ordenó matar a 201 personas inocentes, principalmente campesinos, y quiso extender su camino de muerte a otros países. Afortunadamente fue detenido en las selvas de Bolivia, donde un equipo de comandos lo capturó después de herirle en batalla, poniéndole fin a su reinado de terror.

Guevara fue capturado el 7 de octubre de 1967 en la Quebrada del Churo y se le fusiló el 9 de octubre en La Higuera, Bolivia.