Conectar

Dios Padre,

Amado Rey, Grandioso Señor henos aquí, nos hemos vuelto a encontrar para exaltar Tu nombre, para Glorificarte y para cumplir con la vieja promesa de Adorarte porque eres Rey y con ejemplo, compartimos las oraciones que leen los ojos nuevos, aunque más lo reflexionan los que ya han reconocido Tu mano y Tu poder…

¡Eres Rey para todos! Tanto Te adora el “pobre” como el rico, tanto Te adora el alma del recién nacido, que él alma justo antes del suspiro final…

¡Eres Rey más allá del tiempo!

¡Eres mi Rey! ¡Tu Dios Padre Eres Mi Rey! ¡El Poderoso eres Tu!

Te quiero confesar Señor hermoso, que acudimos a Tu presencia con la intención, de resguardar en Tu Trono los Tesoros de mi vida, los Tesoros que brillan por Tu Luz para Mi.

Henos aquí Señor Pidiéndote por lo que no podemos controlar, por lo que fue, por lo que es y por lo que será, porque solo Tú Dios Padre eres quien puede proteger nuestros Tesoros, nuestras razones, nuestras circunstancias, nuestras necesidades, nuestros requerimientos… Solo Tú Dios Padre atiende a nuestras súplicas cuando así lo necesitemos, solo Tu amado Rey.

¡Glorificate Dios Padre! ¡Glorificate Papito Dios!

Amén