Hans Arrieta: Muy bueno. Somos menos que hormigas.