La carga de
abril 6, 2024 / Andrea del Carmen

¿Qué es el Sistema Circulatorio y su función?

svg542

El sistema circulatorio presente tanto en vertebrados, en la mayoría de los invertebrados. Es un sistema interno de transporte fundamental. Facilita el movimiento de elementos vitales dentro del organismo, el oxígeno, dióxido de carbono, hormonas metabólicas y otras sustancias esenciales.

Importancia del Sistema Circulatorio

En el ser humano el sistema circulatorio está constituido. Con un fluido que se llama sangre, un conjunto de conductos (arterias, venas, capilares). Una bomba impulsora que es el corazón. El corazón es una estructura muscular que se contrae regularmente y mantiene la sangre en constante movimiento dentro de los vasos sanguíneos.

La sangre contiene glóbulos rojos ricos en hemoglobina que transportan el oxígeno hasta todas las células del cuerpo. El sistema linfático formado de vasos linfáticos que conducen un líquido llamado linfa. Desde el espacio intersticial hasta el sistema venoso.

Función del Sistema Circulatorio

La función del sistema circulatorio es transportar nutrientes, oxígeno, dióxido de carbono, hormonas y otros elementos necesarios. Para el funcionamiento adecuado del cuerpo a través de la sangre. Elimina desechos metabólicos y productos de desecho.

Funciones principales del Sistema Circulatorio en el cuerpo humano:

  • Transporte de oxígeno y dióxido de carbono: Desde los pulmones a los tejidos y viceversa. La sangre transporta oxígeno desde los pulmones a los tejidos, donde es necesario para la respiración celular y recoge dióxido de carbono de los tejidos para su eliminación a través de la exhalación.
  • Distribución de nutrientes: La sangre distribuye nutrientes esenciales a todos los tejidos y células del cuerpo, proporcionando la energía y los materiales necesarios para el funcionamiento adecuado del organismo.
  • Eliminación de desechos: Transporta los productos de desecho hacia los órganos excretores.
  • Metabolismo en el hígado: La sangre lleva sustancias nutritivas al hígado para su metabolismo y almacenamiento.
  • Distribución de hormonas: Las hormonas producidas en glándulas endocrinas a través del cuerpo. Permitiendo que actúen en diferentes partes del organismo para regular diversas funciones fisiológicas.
  • Defensa inmunológica: La sangre transporta células inmunitarias. Los glóbulos blancos, los anticuerpos. Para proteger al organismo contra infecciones y enfermedades. Ayudando a combatir bacterias, virus y otros agentes patógenos.
Esquema del sistema circulatorio. Cortesía de Wikipedia

¿Partes del Sistema Circulatorio humano?

El sistema circulatorio está compuesto en tres partes las cuales bajan en conjunto. Para garantizar el transporte eficiente de oxígeno, nutrientes y otros elementos necesarios para el funcionamiento adecuado del cuerpo humano.

El sistema circulatorio se compone esencialmente de:

  • El corazón: Es el órgano central del sistema circulatorio. Está dividido en cuatro cámaras: dos aurículas y dos ventrículos. Las aurículas reciben sangre y los ventrículos la bombean fuera del corazón.
  • Los vasos sanguíneos:
    • Arterias: Transportan la sangre desde el corazón hacia los diferentes tejidos y órganos del cuerpo.
    • Venas: Transportan la sangre de vuelta al corazón desde los tejidos y órganos.
    • Capilares: Son los vasos más pequeños y delgados. Permiten el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos.
  • La sangre: Compuesto de plasma un líquido que transporta nutrientes, hormonas y otros elementos. Glóbulos rojos que transportan oxígeno, glóbulos blancos que combaten infecciones y plaquetas que ayudan en la coagulación sanguínea.
Esquema Sistema Circulatorio. Cortesía de Wikipedia

¿Cómo es la Circulación en los invertebrados?

El sistema circulatorio en los invertebrados varía significativamente en estructura y función según la especie. Los invertebrados carecen de un sistema circulatorio cerrado y especializado. Como el que se encuentra en los vertebrados. En su lugar, dependen de una combinación de difusión y otros mecanismos para transportar nutrientes, gases respiratorios y desechos a través de sus cuerpos.

  • Insectos:
    • Tipo de sistema circulatorio: Abierto o lagunar.
    • Líquido circulante: Hemolinfa.
    • Función principal: Transporte de nutrientes.
    • Estructuras destacadas: Corazón tubular dorsal con ostiolos laterales que bombea hemolinfa hacia arterias que desembocan en espacios lagunares.
  • Anélidos lombrices de tierra:
    • Tipo de sistema circulatorio: Cerrado.
    • Líquido circulante: Sangre que contiene hemoglobina u otras moléculas relacionadas.
    • Función: Distribución de oxígeno y nutrientes.
    • Estructuras destacadas: Vasos principales dorsal y ventral que llevan la sangre en direcciones opuestas, y pequeños corazones que son segmentos de vasos sanguíneos capaces de contraerse para impulsar la sangre.
  • Cefalópodos (pulpos y calamares):
    • Tipo de sistema circulatorio: Cerrado.
    • Líquido circulante: Hemolinfa que contiene hemocianina.
    • Función: Transporte de oxígeno y nutrientes.
    • Estructuras destacadas: Tres corazones: uno principal o sistémico y dos auxiliares (uno en cada branquia), que bombean la hemolinfa a través de los vasos.
Esquema Circulación en los invertebrados. Coetesía de Wikipedia

Circulación sanguínea mayor y menor

  • Circulación Mayor o Sistémica: En esta circulación, la sangre oxigenada es bombeada desde el corazón hacia el resto del cuerpo a través de la arteria aorta (en mamíferos). La sangre fluye a través de las arterias más pequeñas, llamadas arteriolas, hacia los capilares en los tejidos. Donde se produce el intercambio de gases y nutrientes.
  • Circulación Menor o Pulmonar: En esta circulación, la sangre desoxigenada es bombeada desde el lado derecho del corazón (aurícula derecha) hacia los pulmones a través de la arteria pulmonar. En los pulmones, la sangre se oxigena mediante el intercambio gaseoso en los alvéolos pulmonares.
Ejemplo de la circulación. Cortesía de Wikipedia

Consejos para mantener un sistema circulatorio saludable

Para mantener un sistema circulatorio saludable, es fundamental adoptar hábitos de vida saludables. Esto incluye realizar ejercicio regularmente para fortalecer el corazón y mejorar la circulación sanguínea. Seguir una dieta equilibrada que incluya una variedad de alimentos nutritivos. Es importante controlar el peso corporal, evitar el consumo de tabaco y limitar la ingesta de alcohol.

El sistema circulatorio es un componente vital de nuestro cuerpo que asegura el transporte eficiente de nutrientes, oxígeno y desechos. A través de la interacción coordinada entre el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre misma, nuestro cuerpo puede mantener un equilibrio homeostático y funcionar de manera óptima.

Navegación Rápida

  • 1

    ¿Qué es el Sistema Circulatorio y su función?